La inteligencia artificial se consolida como el futuro del injerto capilar

Published On: 10 de septiembre de 2021Categories: INJERTO CAPILAR

La inteligencia artificial no es un reemplazo al toque humano, pero si una herramienta que cada día ofrece mayores beneficios en diferentes áreas, especialmente en lo que respecta a la salud. Es por ello que, la robótica y la inteligencia artificial se han venido consolidando como el futuro del injerto capilar. Y es que, la escisión robótica folicular (FUE) desafía todos los paradigma hasta ahora conocidos en esta área.

Inteligencia artificial con FUE…

El cabello humano crece en grupos de una a cuatro hebras y a este conjunto se le llama unidades foliculares. La escisión de unidades foliculares es un método de trasplante de pelo que elimina a estos grupos de cabello de una parte sana del cuero cabelludo, también conocido como zona donante, y los injerta en la zona con alopecia o zona receptora. La inteligencia artificial hace de este proceso algo sencillo y seguro. De allí que, sin lugar a duda, sea considerada como el futuro del injerto capilar.

Una vez que se elige la FUE robótica como técnica a emplear para el tratamiento de injerto capilar, se procede a programar la cirugía del paciente. En caso de que existan extracciones más grandes, o sea necesaria la creación del sitio o preparación del área receptora para colocar el injerto del cabello; se necesitaría un pre – operatorio.

Cualquiera sea el caso, usando la inteligencia artificial, a través del robot ARTAS, se extraen los injertos de cabello en un proceso llamado recolección. A diferencia de otros enfoques de trasplante de cabello, el algoritmo avanzado de FUE robótico; por medio de ARTAS, crea un mapa 3D que permite identificar la ubicación de manera precisa. Así como la longitud y el ángulo de cada unidad folicular.

Entonces… ¿Qué es ARTAS?

ARTAS es un robot automatizado que cuenta con un sistema llamado Hair Studio. Se trata de una herramienta capaz de convertir fotos del paciente en un modelo 3D. Es por ello que, durante la consulta, los médicos pueden simular diferentes resultados enfocándose en parámetros como el corte de pelo, peinados, color de cabello, entre otras características totalmente personalizadas. Un cirujano experimentado confía en esta herramienta como futuro del injerto capilar. Por lo que, de la mano de esta tecnología indica dónde él considera que debería estar la línea de nacimiento,la altura de la frente o  las formas justas a las entradas. En cualquier caso, el diseño se guarda en la memoria del robot y  el día del trasplante se realiza de manera automática y personalizada.

Precisión del robot ARTAS…

El robot y la inteligencia artificial de la que dispone tiene la capacidad de contar cuántos pelos por centímetros posee el paciente. Se trata de una medición bastante precisa. Además,  el robot podrá elegir los cabellos más aptos, extraerlos y poder cosecharlos. Todo esto, gracias a su programación. Después en base a lo acordado por el paciente y el especialista, el robot sabrá colocar el pelo en el lugar indicado para obtener el resultado más natural posible.

ARTAS, por tal,  realiza de manera exacta todas las variaciones de densidad o cantidad de pelo por centímetro para lograr el resultado deseado. Dependiendo de la configuración dada, se puede indicar el grado de inclinación o criterio deseado en el trasplante. El robot puede hacer movimientos  automatizados de manera precisa. Por lo que, ya no habrá fatiga por parte del cirujano al hacer todo el procedimiento manual, también disminuyen drásticamente la probabilidad de que se cometan errores. La exactitud robótica, entonces, parte del hecho de que cuenta con dos cámaras de alta definición con vista estereoscópica a color. Lo cual, permite obtener 60 imágenes por segundo de cada cabello. Sin lugar a duda, se trata del futuro del injerto capilar.

Durante la cirugía, se hacen pequeños cortes circulares alrededor de la unidad folicular lo que hace que la misma se separe de la piel. Posteriormente, cada unidad folicular se retira del cuero cabelludo hasta que haya suficientes injertos de cabello que puedan colocarse en el área que necesita la restauración. Después de la cirugía, los pacientes deberán guardar reposo por algunos días para evitar ocasionar daños a los folículos trasplantados.

inteligencia artificial para el trasplante capilar

La inteligencia artificial, promete ser el futuro del injerto capilar. La robótica en el área de la salud y la medicina se presenta, en la actualidad, como una herramienta poderosa y de fácil aplicación. La cual, brinda grandes beneficios a quienes hacen uso de ella. 

El futuro del injerto capilar: ¿Cuáles son sus beneficios? 

La escisión de unidades foliculares posee varias ventajas sobre otros tipos de trasplante de cabello, en las cuales se incluyen:

  • El área de extracción se cura más rápidamente. Por lo que, aproximadamente en dos semanas el paciente debería estar recuperado.
  • Se produce menos daño a los cabellos circundantes del área donante.
  • Las cicatrices son menos visibles y no lineales. De hecho, se trata de un procedimiento que no deja rastros.
  • Permite que durante el tiempo de recuperación y mientras el cabello vuelve a crecer naturalmente, los pacientes puedan llevar el pelo muy corto.
  • Es una alternativa para el trasplante de unidades foliculares (FUT) y para aquellos pacientes con cuero cabelludo más tenso.

 

ÚLTIMAS ENTRADAS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…