Zona receptora: ¿Qué la define y condiciona apta para el injerto capilar?

Published On: 21 de junio de 2021Categories: INJERTO CAPILAR

La zona receptora es, a la hora de realizarse un injerto capilar, el área a la que los pacientes prestan más atención. Lo cual, no es de extrañar si pensamos que justamente esa zona es la que presenta alopecia y la que el paciente quiere recuperar. Resulta,entonces, un motivo bastante lógico si se trata del lugar de la cabeza que acompleja o disgusta a los pacientes con calvicie. Es por ello que, será éste el lienzo de trabajo donde se verá reflejado los resultados de la intervención y la pericia de los especialistas. De esta manera, conocer cada una de sus características, detalles y aspectos que la puedan definir y condicionar es imprescindible para lograr los resultados deseados.

¿Qué es la zona receptora?

Considerando lo que significa un injerto de pelo, la zona receptora no es más que aquella que será repoblada con folículos pilosos que han sido extraídos de la zona donante. Por lo tanto, es el área que padece alopecia y que ha ido perdiendo progresivamente cabello. Por lo que, amerita  mayor densidad capilar. Hablaríamos entonces, casi de manera exclusiva, del cuero cabelludo. No obstante, pudiera tratarse de otras zonas de la piel que presenten algún tipo de calvicie. Por ejemplo, la barba y las cejas. A la zona receptora la condicionan dos aspectos fundamentales y que se deben tomar en consideración: Por un lado, las unidades foliculares disponibles y la calidad de éstas. Y, por el otro,  la densidad de pelo que se busca repoblar.

Características y condicionantes ideales de la zona receptora para llevar a cabo el injerto capilar…

Son muchos los aspectos a considerar como características ideales de la zona receptora. Sin embargo, lo que resulta esencial para tener como conocimiento común es lo siguiente:

  • Reubicación capilar: Es uno de los aspectos principales a considerar. Lo primero, por tal, que se debe tener en cuenta es que las unidades foliculares que se recibirán se corresponden a otra zona dérmica proveniente del paciente que se denominará zona donante. Es imprescindible que sean folículos pilosos de la misma persona, pues esto evita cualquier clase de rechazo por parte del organismo. Reubicar cada folículo piloso requiere, a su vez, de una previa selección y un posterior diseño en cuanto al ángulo de inclinación y la forma en que se implantará el folículo.
  • Ubicación de las zonas receptoras: La ubicación de la zona receptora va a depender del tipo de alopecia que afecte a la persona. El patrón de calvicie que presente el paciente determinará cuáles zonas serán lasque necesitan ser repobladas.  Éstas son algunas de las áreas donde habrá preferencia para realizar el injerto capilar:
  1. Coronilla amplia con pérdida generalizada
  2. Coronilla mediana con pérdida difusa
  3. Entradas pequeñas, apenas incipientes
  4. Línea frontal, la cual amerita el diseño del nacimiento del cabello
  5. Líneas del nacimiento del cabello  y entradas prolongadas
  6. Entradas pronunciadas que se pueden unir o no a la coronilla
zona receptora ideal para hombres

La zona receptora apta para un injerto capilar debe cumplir con una serie de características, aspectos y condicionantes específicas.  Será el especialista la persona indicada para determinar si la zona es o no ideal para ser sometida a un tratamiento de injerto capilar.

Otros aspectos a considerar…

  • Intervención: El paciente debe ser consciente de los múltiples aspectos que involucra el procedimiento de injerto capilar. Pues, de esto dependerá el  método a utilizar y la zona a tratar. Recordemos que, de las características particulares del paciente dependerá de una u otra manera la técnica de trasplante de cabello utilizada. Además,  la zona se verá alterada con sus correspondientes resultados finales. Los cuidados requieren cierto grado de exigencia y no todos los procedimientos son, en absoluto, iguales para todos los pacientes.
  • Post – operatorio médico: Al finalizar la intervención es necesario seguir un protocolo de cuidados. Los cuales, deberán ser realizados por el paciente bajo la supervisión del especialista.  Es recomendable nutrir la zona con algunas terapias guiadas por el profesional. Esto, con el objetivo de reavivar la dermis y favorecer el crecimiento del cabello injertado. La zona receptora necesitará de cuidados sumamente rigurosos que deben seguirse a raja tabla para lograr los resultados deseados.  Recordemos que, cualquier tipo de contrariedad puede afectar directa y negativamente a los resultados obtenidos.  El paciente ha de tener en cuenta todos los factores que pudieran perjudicar la correcta cicatrización y sanación de la zona. Desde hábitos tan simples como peinarse, frotarse el cabello o lavarse el mismo pueden incidir en la recuperación.

ÚLTIMAS ENTRADAS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…