El injerto capilar: 4 aspectos a considerar

Published On: 24 de noviembre de 2020Categories: INJERTO CAPILAR

A la hora de realizarnos el injerto capilar son diversos los factores que debemos considerar. Los pacientes, en muchos casos, desconocen lo qué es realmente importante para lograr el éxito de este tipo de intervenciones. La mayoría, sólo busca solucionar el problema evidente. Es decir, la falta de cabello. Es trabajo del especialista, entonces,  determinar los 4 aspectos a considerar más importantes cuando se realiza un tratamiento de esta clase. ¿Sabes de qué se trata? Aquí, puedes conocerlo…

El factor hereditario en el injerto capilar…

Para curar un padecimiento, éste debe atacarse desde la raíz. Por lo tanto, conocer las causas que producen la enfermedad es indispensable para poder saber cuál es el tratamiento indicado. Por ejemplo, si queremos solucionar un problema de alopecia debemos saber qué causa la ha suscitado. Recordemos que, la alopecia es un padecimiento que pudiera ser la consecuencia de múltiples circunstancias.

Desde secuelas de estrés, pasando por ser el efecto secundario de algunos tipos de medicamentos o químicos, hasta tratarse de herencia familiar. En este último caso, hablamos de alopecia androgénetica. Un tipo de calvicie que es irreversible y que consiste en perder el cabello naturalmente, siendo una  enfermedad progresiva. Responde, entonces, a factores genéticos y hereditarios. Es decir, la información se encuentra en el ADN de la persona y ésta ha sido dada por sus padres. En casos como estos, el prótocolo a seguir es un tratamiento que permita detener la caída del cabello y posteriormente evaluar si el paciente pudiera ser un cándidato para el injerto capilar.

El injerto capilar de INJERMUR

El injerto capilar es frecuentemente usado en pacientes que sufren de alopecia por causas hereditarias. En estos casos, los patrones masculinos de pérdida de cabello son comunes.

La capacidad de Extracción: 

La extracción de los folículos capilares se hace en una zona de la cabeza que recibe el nombre de zona donante. Dicha zona es aquella que, a pesar de la alopecia, aún mantiene cabello saludable. Dependiendo de la densidad de cabello que posea esta zona se determinará la capacidad de extracción de las unidades foliculares. Y, por ende, la superficie que podrá cubrir el injerto capilar.

Cuántas más unidades foliculares se puedan extraer mejor serán los resultados y más eficaz el tratamiento. Puesto que, existe la posibilidad de que los resultados sean más prolijos y el paciente pueda gozar de una cabellera más abundante. Todo el mundo quiere tener mucho cabello. Sin embargo, la densidad de la zona receptora será directamente proporcional a la densidad de la zona donante. Si ésta última es pobre o escasa, la extracción también lo será. No es recomendable extraer más unidades foliculares de las que la zona donante permita, pues se puede provocar alopecia y cicatrices no deseadas.

La densidad lograda…

La densidad es otro de los aspectos a considerar en el injerto capilar. Como mencionábamos anteriormente, es proporcional a la capacidad de extracción. Sin emargo, siempre será mejor poder lograr la mayor densidad posible. No es lo mismo, por ejemplo, implantar 10 – 12 UF´s por cm2 que 40 – 45 UF´s por cm2. La diferencia en cuanto a resultados es bastante evidente. Sin embargo, se debe estar claro en cuanto a las expectativas. Asumir la realidad y los alcances verdaderos es fundamental. Está comprobado que, la densidad máxima que se puede lograr con el injerto capilar es del 60% más allá de esto pudiera ser una espectativa no real para el paciente.

El diseño y sentido artístico:

Aunque pareciera ser lo de menos, no es así. El sentido artístico con el que se realice la técnica es fundamnetal para lograr resultados que parezcan naturales. La naturalidad no es fácil de lograr en ninguna cirugía estética. Y, depende de la maestría, experiencia y talento del especialista. Saber hacer un diseño capilar, por ejemplo, de la primera línea del cabello, no es tarea fácil. La inclinación que se le da a cada unidad folicular a la hora de implantarse y el patrón que sigue el diseño; determinarán los resultados. La idea siempre será imitar el diseño natural del crecimiento del cabello del paciente. La finalidad, entonces, es que los resultados sean tan reales que nadie nunca pueda sospechar que se trata de un cabello producto de un tratamiento de injerto capilar.

Saber diseñar un remolino, la coronilla de la cabeza, las líneas de nacimiento del cabello, entre otras, amerita de verdadera maestría. Sólo un médico o especialista con mucha experiencia es capaz de lograr este trabajo sin que se noten marcas o cicatrices. Que el cabello implantado crezca en el  mismo sentido en que lo hace el cabello natural de la cabeza, en general, puede marcar una gran diferencia para determinar la naturalidad de los resultados obtenidos. En INJERMUR somos verdaderos maestros en el arte de llevar a cabo el injerto capilar. ¡No dudes en contactarnos y te ayudaremos a recuperar tu cabello!

 

 

 

 

ÚLTIMAS ENTRADAS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…